Asistencia al viajero & Seguros de viaje

Cementerio Judío de Praga

En la inconmensurable Praga, capital de la República Checa, se encuentra el Viejo o Antiguo Cementerio Judío
creado en el siglo XV.
Si la historia es una de tus debilidades, aquí hay varios datos que te deslumbrarán.
 

Simbología y palabras
Según los cálculos de los expertos, hay 100.000 cuerpos enterrados en ese lugar en sucesivas capas superpuestas.
Y uno de los primeros aspectos que llaman la atención son las lápidas. Están inclinadas y desordenadas.
Otra particularidad es que no hay flores en ellas, como en otros cementerios, sino piedras o el pasto que crece
espontáneamente.
En cada lápida se ha tallado el símbolo que indica la profesión o nombre del difunto.
Por ejemplo, Rabbi Loew tiene en su lápida un león ya que ese apellido, en alemán, hace referencia a aquel animal.
También abundan los datos escritos en caracteres hebreos.
Todo ello hace que el lugar sea el favorito de los expertos en simbología y cultura judaica.
 

Manos cruzadas
Algunas lápidas presentan unas manos cruzadas. Esto significa que el difunto tenía vínculos con una familia levítica.
En la lápida de Hindel Basevi aparece un blasón, como indicio de que la mujer había sido esposa del primer judío de
Praga que recibió el rango de noble.
La polémica novela del escritor italiano Umberto Eco, “El cementerio de Praga”, tiene relación con este espacio
asiduamente visitado por los turistas.
 
 
 
 
Fuentes de las imágenes
www.notasdesdealgunlugar.com/notas-sobre-el-golem-y-un-antiguo-cementerio-judio/
https://unosamigosdeparadores.blogspot.com/2016/10/josefov-el-barrio-judio-de-praga_49.html
www.civitatis.com/es/praga/tour-barrio-judio/
 
 
……………………..

×