Asistencia al viajero & Seguros de viaje

Ekaterimburgo

Hoy en el blog te traemos a “la capital de los Urales”: Ekaterimburgo, en Rusia.

Ekaterimburgo la ciudad considerada capital de los Urales. Es la cuarta mas poblada de Rusia, antecedida por Moscú, San Petersburgo y Novosibirsk.

Está justo al lado de esa cadena montañosa que separa a Europa de Asia. Y por eso presenta una interesante combinación de ambas culturas.
Su nombre alude tanto a Catalina I de Rusia como a Santa Catalina de Alejandría.
Además de haber sido elegida como una de las sedes del Mundial de Rusia 2018, te ofrece varios lugares fuera de lo habitual.
 
Ekaterimburgo
El subte -o metro- más corto del mundo
Parece un récord al revés. Sin embargo, su breve recorrido –que no dura más de 19 minutos a través de 9 estaciones–, permite admirar su singularidad.
Ella consiste en que sus estaciones son todas distintas y cada una, de una belleza inesperada.
Por ejemplo, una estación se asemeja al interior de un avión. En una segunda, se muestran capas geológicas de los Urales, cordillera que posee yacimientos de malaquita y otras piedras semipreciosas.
 
Ekaterimburgo
Más de 600
De acuerdo con el Institute of Clod Nicole Ledu, Ekaterimburgo está entre las “12 ciudades ideales” debido a su planificación urbana y su rica arquitectura,
Como un auténtico museo al libre, la metrópoli alberga más 600 monumentos históricos y culturales, edificios característicos del estilo constructivista, y construcciones de madera y piedra de los siglos XVIII y XIX. También, los rascacielos más septentrionales.
 

Pájaros en una tienda
La tienda Art Bird Gallery posee una temática especial: los objetos de arte y las artesanías –de maestros locales– inspirados en distintos pájaros.
No es un museo, pero funciona como si lo fuera debido a la amplia variedad de objetos. Así, pueden verse desde pájaros realizados en piedra hasta otros de metal, cerámica y vidrio soplado.
 

Lago amarillo
El Lago Shartash es uno de los más antiguos de los Montes Urales: se considera que tiene un millón de años.
Sus aguas son amarillentas pero eso no implica que no sean seguras para navegarlo o nadar, algo que hacen a menudo los habitantes de Ekaterimburgo.
Su nombre significa “piedra amarilla”.
Tiene forma de poroto y su superficie cubre siete kilómetros cuadrados.
 
 
 
Fuentes de las imágenes:
 
https://blog.parkinn.com/discover-best-ekaterinburg/
 

 
http://askural.com/2011/06/lake-shartash-in-yekaterinburg/
 
https://ria.ru/culture/20130807/954884429.html
 

 
 
……………………..

Quiero que me llamen!
×