Asistencia al viajero & Seguros de viaje

Especial de San Valentín: lugares que enamoran

San Valentín, ese 14 de febrero que cada año nos recuerda podemos celebrar el día de los enamorados, es un momento para salir y disfrutar. Claro que no debe hacer falta tener una fecha especial para celebrar nuestro amor a los cuatro vientos, no hay que recordar el romanticismo solo un día al año…pero no está demás tener esta fecha especial en la que tomarnos un descanso y hacer una escapada romántica al lado de la persona con la que queremos vivir nuestro mejores y más importantes momentos.

Historia de San Valentin

San Valentín, el Día de los Enamorados o El Día del Amor y la Amistad tiene su punto de partida en los países anglosajones. Fue a mitad del siglo XIX cuando por primera vez se empezaron a vender tarjetas de amor con Cupido o con la figura de este santo coincidiendo con la onomástica de San Valentín.
Desde entonces, y gracias al apoyo de los centros comerciales que han apostado por este día para ampliar sus ventas, se ha ido pasando a los diferentes países como Los Estados Unidos, el resto de Europa y posteriormente los países de oriente y de América del sur, teniendo como resultado un San Valentín celebrado en todo el mundo aunque es interesante saber que no en todos los sitios se celebra en el mismo mes, y es que no hay que olvidar que en muchos países se rigen por el calendario lunar y no por el gregoriano como es el caso de España, donde la tradición pasa por hacer un regalo, una cena especial o un viaje único.

Flechazo en Venecia

Venecia  es una de las ciudades más románticas del mundo así que no hay una fecha mejor que el 14 de febrero para declarar amor eterno a la luz de la luna, subidos en una góndola.
La ciudad es coqueta, perfecta para esa escapa de un par de días, te encantara recorrer sus calles empedradas y angostas que llevan a plazas pequeñas y puentes sobre los canales más fotografiados del mundo.
La ciudad es muy cómoda para visitar y es hermosa, cuando pises por primera vez en ella sentirás ese ambiente italiano que se entremezcla con ese aire romántico y esa capacidad de trasladarte a otra época. En vuestra visita a la ciudad no debe faltar una visita a la Plaza San Marco, un paseo en góndola, una foto en el puesto de los suspiros y una cena en alguno de los restaurantes con vista a los canales.
[supsystic-gallery id=109 position=center]

Flechazo en Roma

La Ciudad Eterna, a tan solo dos horas de Madrid, es perfecta para recorrer con tu pareja si tienes unos días libres en San Valentín. La capital italiana tiene rincones espectaculares donde vivir con tu novio o novia momentos difíciles de revivir. Apuesta por esta ciudad y descúbrela desde el lado más sugerente y secreto, llega con tu pareja hasta donde otros no llegan y siente la magia de la ciudad, por eso piérdete en Villa Borguese, pasando tranquilamente, solo con el ruido que acompaña al caer el agua de las diferentes fuentes que se encuentran en el parque.
[supsystic-gallery id=110 position=center]
En  Roma ante nuestros ojos desde alguno de los miradores que ofrece la ciudad, muy popular es el de la Piazza del Populo y único y romántico es el que hallarás en Giannícolo. Culmina tu viaje tirando una moneda en la Fontana de Trevi, ya se sabe que aquel que tira una moneda de espaldas a la fontana vuelve a Roma, eso sí, si quieres que sea romántico tendrás que llegar a ella de madrugada, entorno a la 1 o las 2, cuando aún este iluminada y no tengas que compartirla con los centenares de turistas que se dan cita allí cada día

Flechazo en Paris

Paris, sin duda es una de las ciudades más románticas de Europa, o quizás del mundo. Cuando uno piensa en París se le viene a la mente esa escapada romántica para salir de la rutina, huir de la monotonía y saborear esa pasión de la que los enamorados hacen gala cada día y que tiene su momento especial en el día de San Valentín, ese 14 de febrero donde los enamorados celebran su amor por todo lo alto, gritando a los cuatro vientos su amor eterno.
Si eres uno de esos a los que les gusta salir de casa en el día de los enamorados y estás buscando un lugar y un plan especial, Paris y sus rincones te esperan junto a tu pareja para que disfrutéis del amor a la francesa.
La ciudad de Paris, capital de Francia, se sitúa al norte del país galo, cuenta con cerca de 2 millones y medio de habitantes, una extensión de unos 105,4 km cuadrados y una distancia de dos horas y media de Madrid en avión.
La ciudad es hermosa con la luz del sol, a la luz de la luna, por tierra, por agua y por aire, por eso ofrece millones de planes para disfrutar de momentos únicos donde no ser un simple turista, sino un apasionado enamorado que recorre los rincones más bellos de la ciudad y tiene los mejores planes en una ciudad donde declararse amor.
Millones de parejas, bien sean parisinas o llegadas de cualquier parte del mundo pasan por el Puente De Los Enamorados, un puente en pleno centro de Paris donde los candados son los verdaderos protagonistas. Desde hace algunos años el Puente de las Artes es testigo del amor incondicional de muchas parejas, por eso llegan hasta él para enganchar el candado al hueco que encuentre en el puente y una vez cerrado, juntos tiran la llave al rio. Esta tradición, que parece ancestral, sigue en aumento en este puente aunque con el gran peso que conlleva la puesta de los candados en puente se ha visto en peligro más de una vez.
Por suerte, el puente sigue en pie por eso uno de los primeros rincones donde debes disfrutar de tu amor es este Puente de los Enamorados.
El ambiente del restaurante 58, en la planta primera de la torre, es tranquilo y sosegado, con una iluminación perfecta y casi de cuento por lo que completan suavemente las luces parpadeantes de la ciudad. Hay menús para todos los gustos y el billete hasta el restaurante va incluido en el precio de los menús. Eso sí tened en cuenta que la vestimenta es algo más arreglada y no se permiten ir en vaqueros, zapatillas de deporte o chándal.
[supsystic-gallery id=111 position=center]
Paris tiene rincones por toda la ciudad donde los enamorados dejan plasmado su amor, uno es el famoso Puente de los Candados y otro menos conocido pero igual de romántico es el muro de Los Te Quiero. Si lo que quieres es dejar escrito tu amor o al menos decirle TE QUIERO, en un idioma diferente al que se lo dices diariamente, tu lugar está en Montmartre.
Dirígete al muro del Square Jehan Rictus, un pintoresco parque al lado de la Plaza des Abbesses y además aprovecha el pintoresco barrio para pasear, recorrer sus calles o haceros un retrato junto con alguno de esos pintores que dan vida al mítico barrio bohemio de la ciudad.
[supsystic-gallery id=112 position=center]

 Flechazo en New York

El emblemático Empire State de Nueva York, que sirvió para que los desdichados Deborah Kerr y Cary Grant intentaran sellar su amor de película, es el lugar de cita de los novios neoyorquinos para casarse el día de San Valentín.

Un paseo por Brooklyn Bridge y el Brooklyn Heights

Seguro que todos vieron esas típicas postales de Manhattan, con el puente de Brooklyn y el Skyline de la ciudad de fondo. Bueno, entonces en este romántico y gratuito plan te proponemos que crees tu propia postal inolvidable cruzando el Puente de Brooklyn y paseando por el Brooklyn Heights de la mano de tu pareja. La vista y la atmósfera son impagable,  tendras que aguantar un poco el frío del febrero neoyorquino, después, para entrar en calor, nada mejor que un café en alguna de las bonitas cafeterías de Dumbo.

Una cena a la luz de las velas en un romántico restaurante de Nueva York

No puede faltar en esta lista de cosas que hacer en el Día de los Enamorados en Nueva York. Una cena romántica en un buen restaurante es un clásico que nunca falla. Nueva York tiene una oferta ilimitada de bistros y restaurantes ideales para este propósito, pero si buscas algo realmente especial, te recomendamos que pruebes en THE VIEW, situado en una plataforma giratoria que te permitirá disfrutar de una deliciosa velada con una vista de 360º sobre la Gran Manzana.
[supsystic-gallery id=113 position=center]

Y por último el flechazo en la playa

Para las parejas que buscan deleitarse con los placeres y los escenarios más sublimes, Tahití ofrece valles siempre verdes, playas interminables, bungalows sobre el agua, lagunas de color zafiro donde bucear y toda la magia de la Polinesia Francesa.
[supsystic-gallery id=114 position=center]
 
 

×