Asistencia al viajero & Seguros de viaje
Kenia

6 lugares ineludibles de Kenia

En el centro-oeste africano se encuentra la República de Kenia.

Con 44.000.000 de habitantes y 580.000 kilómetros cuadrados, es uno de los países con más lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad de toda África.

Aquí te contamos sobre seis de ellos.

El lago y el monte

Compartido por varias naciones, el lago Victoria o Victoria Nyanza tiene una superficie considerable: 70.000 kilómetros cuadrados.

Es el tercer lago de agua dulce más extenso del planeta.

Varias ciudades situadas sobre él viven de los peces que provee en abundancia: Homa Bay, Kisii y Kisumu, entre otras.

El documental “La pesadilla de Darwin”, dirigido por el austríaco Hubert Sauper, se inspiró en la vida que rodea a esta masa de agua.

En cuanto a su historia, la primera información de la que se tiene registro proviene de comerciantes árales que dominaban las rutas interiores de Kenia para buscar oro, marfil y esclavos.

El mapa Al Idrisi, dibujado hacia 1160, muestra la ubicación precisa del lago Victoria y afirma que es la fuente del río Nilo.

El primer europeo que avistó el lago fue John Hanning Speke, del Reino Unido. Lo hizo en 1862 y lo nombró Victoria en homenaje a su monarca.

Este descubrimiento se produjo cuando realizaba una expedición por la zona junto con el explorador Richard Francis Burton.

Otro emblema de esa nación africana es el monte Kenia, que le da nombre al país.

Es parte del Parque Nacional Monte Kenia creado en 1949.

La Unesco lo catalogó como Reserva de la Biosfera en 1978 y como Patrimonio de la Humanidad en 1997.

El monte y el área que la rodea presentan bellezas únicas y una admirable biodiversidad.

Lago Victoria, Kenia

Una vegetación exuberante

En 2008, los Boques Sagrados de Kayas o de los Mijikenda se unieron al catálogo de sitios que son considerados Patrimonio de la Humanidad para la Unesco.

Se trata de 11 espacios situados en la costa del Oceánico Indico, todos con una vegetación exuberante.

En esos lugares se levantaron en el siglo XVI fortificaciones que luego, en 1940, fueron abandonadas. Esas construcciones se llaman kayas.

Ese espacio, en el que habitan los ancestros de los mijikenda –constituidos por nueve grupos étnicos–, es considerado un lugar de culto.

Madera de mangle

La vieja y curiosa ciudad de Lamu es una de las de mayor tradición de Kenia. Y también una de las mejor conservadas. Por otro lado, en ella no circulan automóviles.

Está construida enteramente en madera de mangle y piedra de coral.

Su arquitectura sobresale por el cuidadoso trabajo de tallado de las puertas, barandas y otras partes de las casas.

A la vez, el visitante descubre un llamativo mix de construcciones indias, europeas, persas, árabes y bantúes.

Lamu es el centro de relevantes festivales religiosos musulmanes, desde el siglo XIX. Además es un sitio donde se estudia la cultura swahili.

Los swahili son una etnia proveniente de la costa este de África. En particular, las zonas costeras y las islas de Kenia, Tanzania y el noreste de Mozambique.

Ciudad de Lamu, Kenia

La “cuna de la humanidad”

El Gran Valle del Rift es una fractura geológica.

Tiene 4800 kilómetros de longitud y en 2011 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la belleza de sus lagos.

Algunos de ellos son los más antiguos y profundos de la Tierra.

Así mismo, el Gran Valle presenta una amplia biodiversidad de fauna y flora, y ecosistemas de agua dulce.

Algunos expertos lo llaman la “cuna de la humanidad” por los pretéritos restos humanos hallados ahí.

Se calcula que el Gran Valle comenzó a formarse hace unos 30.000.000 de años. Su expansión continúa tanto en longitud como en ancho.

Por último, el Parque Nacional Lago Nakuru o Polvoriento se halla a 157 kilómetros de Nairobi –capital del Kenia–.

Las aguas del lago tienen una alta alcalinidad, y su abundancia de algas y zooplancton hace que se convierta en una parada obligada de varios tipos de aves migratorias.

Los flamencos son uno de sus habitués. En algunas ocasiones, pueden reunirse varios millares de ejemplares.

Roger Tory Peterson, un reputado ornitólogo, comentó una vez que cuando se reúnen multitudes de flamencos en ese espejo de agua, forman “El más grande espectáculo del mundo”.

×