Asistencia al viajero & Seguros de viaje

Teatro Olympia, de París

En la capital de Francia, uno de los teatros más renombrados es el Olympia.

Se encuentre en el Boulevard des Capucines.

Detrás de él hay una historia interesante, que aquí conocerás.

Multitudes fuera del teatro Olympia en París, Francia, esperando ver a la cantante francesa Edith Piaf a finales de la década de 1950.
Multitudes fuera del teatro Olympia en París, Francia, esperando ver a la cantante francesa Edith Piaf a finales de la década de 1950.

Legendario

La sala nació en 1888 por iniciativa del creador de un teatro legendario: el Moulin Rouge. Esa persona fue el español Josep Ollier.

En la apertura se presentó una popular bailarina de can-can: La Goulue.

A lo largo de los años, el teatro llevó a su escenario a figuras de distintos rubros como el canto y el ballet clásico. E incluso compañías de circo. También hubo proyecciones de películas.

En los años 50 del siglo XX, Jacques Haïk, uno de sus propietarios, decidió remodelar el lugar para lograr una acústica de alta calidad.

Una vez concluidas las obras, se nombró al compositor Bruno Coquatrix como director de la sala y eso le dio un impulso nuevo.

Teatro Olympia, de París

La cantante de París

En los años 60, el teatro entró en una crisis económica.

Para evitar que cerrara, la cantante Édith Piaf ofreció una serie de recitales para reunir los fondos necesarios que impidieran un triste final.

La sociedad parisina se movilizó tras ese objetivo. Los recitales resultaron exitosos no solo por el objetivo que perseguían sino también por la presencia de la artista, llamada “El gorrión de París”, que se encontraba en un momento culminante de su carrera.

En el Olympia, Piaf cantó un tema emblemático: “Non, je ne regrette rien”, que puede traducirse como “No, no me arrepiento de nada”.

Esa canción la creó especialmente para ella Charles Dumont.

Luego de aquel momento de incertidumbre, el Olympia inició una trayectoria colmada de éxitos por el buen criterio de Coquatrix.

Él no solo llevó a artistas consagrados, sino también a aquellos que apenas se iniciaban y en los que advertía un futuro prometedor. Por ejemplo, Georges Brassens, Jacques Brel y Amália Rodrigues.

También The Beatles y The Rolling Stones realizaron allí sus primeros grandes conciertos fuera del Reino Unido.

Si bien la tendencia en cuanto a los recitales apuntó más tarde hacia los espacios multitudinarios, el Olympia, con sus 2000 localidades, sigue siendo un lugar donde ver y escuchar a artistas- prominentes.

×